Volver Descubra más de Shimano

La antigua campeona de Flandes evalúa las subidas más duras de la Ronde van Vlaanderen

Al igual que Coryn Rivera, del Team Sunweb, las ascensiones de Flandes son constantes, duras y fáciles de menospreciar basándose solo en el perfil de altitud. Rivera procede del soleado sur de California pero encontró el éxito en los fríos y húmedos adoquines y las cortas y empinadas montañas de Bélgica. Es la única ganadora estadounidense de la famosa Ronde van Vlaanderen en los 103 años de historia de la carrera. Aquí, la campeona nos lleva a un viaje por las cinco subidas más duras de Flandes y lo que se siente al enfrentarse a cada una de ellas.

 

Oude Kwaremont

2,2 km de longitud

93 metros de desnivel positivo

4,2 por ciento de pendiente (11,6 por ciento máximo)

Para mí, la Kwaremont es la más dura. Es lo suficientemente larga, empinada y dura para saber que vas a sufrir. Incluso si te sientes bien, no va a ser excelente. Es donde me descolgué el año que gané. Es simplemente un festival del sufrimiento y la entrada es muy estrecha. No coges velocidad hacia la subida, más bien es como si te arrastrases a ella. Hay un par de falsos llanos pero realmente no son largos.

 

Kruisberg/Hotond

1,8 km de longitud

87 metros de desnivel positivo

4,8 por ciento de pendiente (9 por ciento máximo)

Las carreteras que llevan al Kruisberg son estrechas y técnicas. Empiezas a ascender sobre pavimento y luego hay una transición de 300-400 metros de adoquines súper empinados. Son realmente duros y no puedes coger ninguna velocidad.

 

Paterberg

0,4 km de longitud

48 metros de desnivel positivo

13,7 por ciento de pendiente (20 por ciento máximo)

Si estás fresca y llegas al Paterberg con buenas piernas, es mi preferido. En Flandes, es la última ascensión y es breve pero muy empinada, por lo que realmente parece como si nunca fuera a terminar. Es tan empinada e irregular que tienes que apretar los dientes. Es tan empinada que es casi como si fuera ciclocross y tienes que encontrar una buena trazada. Si la cuneta está libre y puedes ir por ella, es la trazada que yo elijo.

 

Kanarieberg

0,9 km de longitud

85 metros de desnivel positivo

7,7 por ciento de pendiente (14 % máximo)

Esta pendiente no tiene adoquines, pero es la ascensión en la que realmente se empieza a desplegar la carrera. Comienza en algo parecido a una autopista y luego, todo el mundo está intentando entrar en medio carril para coches. Pasas de ser 15 corredores de ancho a tres y es una lucha para este espacio. Y luego, tienes que subir.

 

Muur van Geraardsbergen

0,9 km de longitud

63 metros de desnivel positivo

9,0 por ciento de pendiente (20 por ciento máximo)

El Kepelmuur es súper icónico. Aparece más a mitad de la carrera de mujeres, por lo que todavía tienes algo de piernas, pero nunca es una subida fácil. También tiene una entrada técnica hacia la ascensión pasando de una carretera súper ancha a calles estrechas. Y cada vez tiene más pendiente.

Share this article

Related Stories