Volver Descubra más de Shimano

Cómo capturar y contar la historia de tu salida con fotos excelentes

En esta temporada de ciclismo de aventura, es habitual ver a ciclistas con cámaras sobre sus hombros para poder documentar su salida, o parte de ella, en la manera que elijan. Cuando llega el momento de compartir el reportaje de la salida, es bastante habitual la frase "Las fotos no le hacen justicia". Tomar fotos o vídeos que reflejen determinados eventos durante una salida es un ejercicio muy interesante. Como cualquier otra competencia en la vida, requiere práctica y repetición. No importa si eres un ciclista que empieza con la cámara o un purista del ciclismo que evita llevar cualquier equipo pesado, hay algunos "trucos del negocio" que pueden ayudar a que las fotografías que hagas reflejen lo que has visto y cómo te sentiste en ese momento.

Podría ser fácil quedar engullido por el agujero negro de la teoría y técnica fotográfica. Por tanto, nos mantendremos con algunos componentes comunes que harán que se tomen imágenes interesantes en el nivel de superficie: exposición e iluminación, encuadre y composición, narrativa y edición.

 

Exposición e iluminación

 

Revisitemos la declaración “Estas fotos no hacen justicia”. La mayoría de las veces, esta declaración se refiere a una exposición que puede no trasladar la sensación omitida cuando se tomó la imagen. Es duro llamar a las cosas un error con respecto a cómo un individuo desea que sea una foto. Dicho esto, para que una foto parezca como la "vida real", la exposición adecuada representará la función más importante a la hora de entregar la emoción y sensación que probablemente buscas cuando compartes tus fotos con tus amigos.

Las fotos de puestas o salida del sol son excelentes para jugar con la exposición. Piensa en nubes de algodón con capas de sorbete naranja y lavanda que se aleja hacia el horizonte. Para capturar lo que viste en ese momento, tendrás que ajustar la exposición para la escena. Estas se consideran escenas de "alto contraste", lo que significa que tus brillos más brillantes y tus zonas oscuras más oscuras estarán muy alejadas en términos de valor de exposición (EV). Pero no entremos en demasiados detalles técnicos y salgámonos un poco de la charla técnica.

 

La edad de la iPhonography, TikTok, Instagram y modos automáticos ha normalizado lo que a mí me gusta llamar fotos "de verlo todo". Si la escena es en el amanecer y puedes ver la tierra y el cielo, puede que algo haya ido mal. Incluso si puedes ver estas cosas claramente con tus ojos, no es así como lo ve tu cerebro. El cerebro deja fuera los detalles innecesarios. Piensa en ello como explicar un chiste. Algunas cosas tienen que decirse; otras son implícitas. Pocas veces necesitas ver cada detalle en una foto. Deja que tus intereses destaquen y deja que todo lo demás caiga en tonos más profundos y sombras. Para los usuarios de un iPhone, mantén presionado sobre el cielo para configurar tu exposición para el cielo. Para los ciclistas que utilizan cuerpos de cámara completos, pon la exposición para el cielo y deja que el resto desaparezca.

En términos de luz, tenemos que mantener las cosas sencillas o estaremos aquí todo el día. Las sombras son tus amigas en la mayoría de los casos, pero no siempre. Las sombras añaden profundidad a tu sujeto. También pueden hacer que tu composición sea más interesante. Por lo general, los ciclistas no llevan un kit de iluminación en la espalda, por lo que el sol será normalmente la fuente principal de luz. En un día despejado a con pocas nubes, coloca el sol a unos 45° del asunto tanto si estás tomando retratos o una acción, y por lo general, deberían ser bastante favorecedores. Esto requiere algo de preparación, pero es una regla fácil de usar. También puedes jugar con la retroiluminación del sujeto si estás haciendo fotos de amigos mientras montan. Hay una serie de interesantes fotogramas que puedes obtener cuanto más experimentes con este concepto y lo hagas como un hábito.

Hay mucho más de lo que hablar pero considera este curso rápido en hacer fotos interesantes con tu iPhone o tu cámara. Debido a que la mayoría de las personas tienden a salir a mitad del día, esta sección se ha escrito teniendo esto en cuenta. Sin embargo, no ignoremos lo obvio: la hora dorada del atardecer es tu amiga, tu mejor amiga.

 

Encuadre y composición

 

Si consideramos la fotografía como si fuera aprender un idioma, la exposición es aprender a deletrear. El encuadre y la composición sería aprender a hacer frases. Lo que elijas incluir en tu encuadre y el ángulo en el que se toma la foto tendrán una enorme repercusión en cómo se recibe tu foto.

El primer consejo sobre el encuadre que puedo dar tanto a novatos como a expertos es: ¡ACÉRCATE! Cuando creas que estás bastante cerca, acércate aún más. Ahí es cuando se toman imágenes increíbles. Piensa en la última vez que te encontraste en un día de mucho calor sobre la bici. ¿Qué te viene a la mente? El sudor, el rostro acalorado, el vapor, el sol implacable, agua cristalina sobre tu piel. Incluye solo los elementos que cuentan la historia de la foto. Deja todo lo demás fuera. 

 

Al igual que recomiendo acercarte a veces, es igual de importante alejarte. ¿Cuál es la escena? ¿El paisaje muestra una historia que es importante trasladar al espectador? Da un paso atrás. Echa un vistazo a la caja en la que se ha encuadrado la imagen. Todos los elementos que cuentan tu historia deberían empezar en un borde del marco y terminar en el opuesto. Hay matices sobre esto en términos de espacio negativo y retratos. Pero la idea general es "llenar el marco" con interés de forma que cada bit de tu imagen se utilice con un objetivo.

Cuando se trata de la composición, tendremos que mantener la filosofía de "curso rápido". Este concepto requeriría un curso entero para sí. Para que una pendiente parezca más empinada, acércate al suelo y deja que la carretera llene el marco o toma una foto de la pendiente desde el lateral para que se vea el perfil. Para que una carretera sinuosa lo parezca en la foto, encuentra una forma para que las curvas de la carretera entre en la mayor medida posible en el cuadro. No te agaches demasiado ya que la carretera se aplanará y perderá sus curvas cuanto más bajo coloques la cámara. Deja que esta parte sea lo más intuitiva posible. Pensar demasiado en la composición puede volverte loco así que si todo lo demás falla, hazlo sencillo.

 

Narrativa

 

Imagina que has estado todo el día en la bici. Tu salida comenzó en la ciudad en una cafetería, te reuniste con unos amigos varios kilómetros después, fuisteis al monte Tamalpais y luego descendisteis hasta la playa Stinson Beach. Cuando llegaste a la playa, almorzaste y te dirigiste al sur en al HWY 1 y por último, tu salida finalizó cruzando el Golden Gate Bridge. ¿Qué pasa si solo hiciste dos fotos en todo el día? ¿Cómo contarías esta historia? Para la mayor parte, no podrías contar de forma eficaz la historia. Con esto quiero decir que te asegures de que hay algún tipo de cambio en la escena o paisaje de forma que las personas puedan sentir que hubo un inicio, una parte media y un final en tu historia.

A veces la escena es bastante literal: interior, exterior, árboles, playa, mediodía, atardecer. Otras veces, se trata de asegurarse de que los detalles de tu salida tengan la misma atención. Inflando neumáticos,  tomando café, parada para almorzar, descenso llegando a casa. La fotografía es un medio altamente emocional. Lo creas o no, la secuencia u orden en el que alguien mira a tus imágenes tendrá un efecto sobre lo que sientan cuando terminen.

 

Honestamente, esto solo se aplica a aquellos específicamente interesados en la narración. Todo el mundo a quien le guste hacer fotografías no tiene que estar preocupado por hacer una serie cohesiva de fotos, lo que es totalmente válido.

 

Edición

 

No tiene mucho sentido criticar la edición porque es tan personal a como el fotógrafo ve la escena. El principal consejo que se puede dar en esta sección es: si estás editando tus fotos para hacer una imagen mejor, simplemente toma una mejor imagen para empezar. Está bien tomar una imagen que no está del todo bien. Te da un motivo más para volver a salir con la bici y volver a hacer fotos.

La edición, en términos de corrección de color y eliminación de manchas, no la selección de fotografías, debería realizarse con la misma intención de todo lo que se ha indicado anteriormente. Diviértete, juega con ello, haz un montón de cosas raras hasta que encuentres lo que te guste, si es lo que quieres. Si no eres el tipo de persona que desea gastar horas editando tras haber montado horas en la bici y grabando o una combinación de ambas, no lo hagas.

 

Captura tu salida

 

La fotografía es un conocimiento legítimo y necesita un trabajo y experimentación constantes. La tecnología no ha hecho necesariamente más fácil tomar una gran foto, pero ha hecho que la fotografía esté más accesible a todo el mundo. Dado que mientras montas en bici formas parte de la situación, siempre habrá una combinación de suerte e intención implicada con las fotografías. Nunca podrás controlar todas las variables pero muchas veces, esto puede ser parte de la diversión. Lo más importante, diviértete con lo que hagas. Los mejores fotógrafos se divierten y aceptan que no saben todo, lo que hace que sean vulnerables y tengan tendencia a intentar todo tipo de nuevos conceptos e ideas. Tanto si estás tomando tu foto con tu iPhone o una cámara que recibiste como regalo en las vacaciones, la mejor forma de mejorar tu fotografía es tomar fotos cuando tengas esa sensación de "Esta foto va a ser espectacular". Ahora, sal y haz algunas fotos de forma aleatoria.

Share this article

Related Stories